No seas presa fácil del mercado
4.7 (93.33%) 21 vote[s]

No seas presa fácil del mercado

Los mercados bajistas pueden provocar mucha angustia y nerviosismo entre los inversores.

Aunque no queramos, somos víctimas de nuestras emociones y tanto la avaricia como el miedo son poderosos enemigos para nuestra salud financiera.

Últimamente escucho frases como “vaya, el mercado está cayendo mucho ¿Qué crees que va a pasar en los próximos meses?”
La respuesta correcta es: “No tengo ni idea, pero lo que es seguro es que el mercado fluctuará en los próximos meses y años, tal y como lleva haciendo desde hace más 400 años”

Piensa como un propietario

¿Irías corriendo a vender tu casa porque el de la inmobiliaria de la esquina te ha dicho que vale un 15% menos que antes del verano?
No tendría mucho sentido ¿verdad?

 

Si eres consciente de lo que tienes y piensas realmente como un propietario, es más difícil que te dejes engañar por el mercado cuando te hace una oferta a la baja.

 

Los grandes inversores de la historia nos han dejado multitud de consejos sobre cómo actuar en estos casos. 

 

Por ejemplo, Peter Lynch ya nos decía: “Lo que hace rentable a las acciones no es el mercado, sino la rentabilidad de las compañías en las que inviertes. Tarde o temprano las empresas se vuelven más valiosas y por tanto sus acciones se venderán a un precio más alto”

 

O Charlie Munger: “No sé lo que hará el mercado en el corto plazo, pero de lo que estoy seguro es que al final mi rentabilidad será la misma que el retorno del capital de las empresas en las que invierto”

 

No es de extrañar por tanto que la rentabilidad media histórica de las bolsas se aproxime al 10% que es exactamente el retorno medio sobre el capital de una empresa cotizada.

Mal comportamiento de los inversores

Aun así, la mayoría de las personas reaccionan principalmente ante movimientos en el precio y casi nunca comparan estos movimientos con la rentabilidad o los beneficios que obtienen las empresas en las que invierten.

 

Esto es claramente un error, aunque sea de esperar debido a nuestra naturaleza humana.

 

Por lo tanto, nuestro cerebro está pensado para perder dinero en bolsa y provoca que nuestras reacciones sean emocionalmente muy fuertes en lugar de basarse en la razón.

 

Cuando los mercados suben todo el mundo está contento y confiado, incluso a veces demasiado.

 

En cambio, cuando los mercados caen nos ponemos nerviosos y es mucho más probable que nos invada el miedo pensando en escenarios catastróficos (es verdad que las noticias no ayudan mucho en estos casos)

 

Personalmente nunca reacciono si el precio sube o el precio baja. Lo que intento es ahorrar e invertir todo lo que pueda cada año, independientemente de lo que hagan los mercados.

 

Sólo si los precios cayeran mucho, me puedo plantear hacer una inversión extra para aprovechar las rebajas.

 

Mi consejo es que hagas exactamente lo mismo que yo.

Programa tu cerebro para pensar al revés

Piensa que Warren Buffett se ponía nervioso y pesimista cuando sus clientes estaban excitados y contentos por lo bien que iba la bolsa. Sin embargo, cuando sus clientes estaban asustados y nerviosos él se sentía como un niño en una tienda de caramelos.

Mi experiencia me ha enseñado que tengo que programar mi cerebro para pensar al revés: 

– Cuando los mercados suben mucho soy prudente porque tarde o temprano tendrán que caer.

– Cuando los mercados caen a plomo me pongo muy contento porque estamos de rebajas y es cuando realmente se presentan las oportunidades.


Date cuenta que cuanto más barato esté todo menos riesgo hay.

Piensa en el largo plazo

¿Por qué un inversor prudente que invierte en el largo plazo se preocupa tanto por una caída en los mercados como los que ha habido en las últimas semanas?

 

Para mí no tiene ningún sentido, si no tengo intención de vender hasta dentro de muchos años (o nunca) unas empresas que son rentables y generan beneficios ¿por qué debería preocuparme por una caída temporal en los precios?

 

¿Acaso crees que Amancio Ortega va corriendo a vender sus acciones de Inditex porque el mercado haya caído unas pocas semanas?

Recuerdo a principios de 2009 en plena crisis (cuando mi cartera tenía pérdidas superiores al 40%) que las acciones de Coca-Cola cotizaban un 35% más baratas que el año anterior. 

 

En cambio, el negocio iba como un tiro: miles de millones de beneficios, había subido el dividendo, poca deuda, etc.

 

A pesar de ser “el fin del capitalismo” en el Carreofur seguía habiendo

estanterías repletas de “coca-colas” y “fantas” y en las terrazas se veía gente pidiendo “aquarius” y “sprites”.

 

En lugar de ir corriendo a vender mis acciones de Coca-Cola aproveché la rebaja del 35% que me brindaba el mercado y compré todas las acciones que pude.

Conclusión

Medir el rendimiento de tu cartera sólo por lo que el precio ha hecho recientemente es un error. Sin embargo, es justo lo que hacen la mayoría de los inversores.

 

La rentabilidad que vale en el largo plazo es la que obtengan las empresas en las que inviertes y tarde o temprano el precio de las acciones acabará reflejando el valor real de estas empresas.
Si los mercados caen, mantente tranquilo y sigue tu estrategia.

No seas presa fácil del mercado
4.7 (93.33%) 21 vote[s]

“Las grandes fortunas no se hacen comprando o vendiendo, sino esperando”

Llamada

Habla con uno de nuestros asesores

Síguenos en Redes Sociales

Seleccionados en la 10ª edición del programa de Aceleración de Lanzadera. Una iniciativa de Juan Roig