Filosofía de inversión

Nuestra filosofía de inversión

Elegir tus acciones e intentar adivinar cuándo comprar o cuándo vender puede ser excitante. Pero si hablamos de inversión a largo plazo lo más probable es que lo hagas peor que la media del mercado.

 

Los mejores inversores de la historia están de acuerdo con nosotros.

Creemos en la gestión pasiva

Esto significa simplemente invertir tu dinero en fondos indexados de muy bajo coste y tener paciencia para mantener la estrategia.

 

Fue una idea revolucionaria en la década de los 70, cuando John Bogle creó el primer fondo indexado de la historia. Los estudios académicos y la evidencia histórica de más de 40 años confirman que funciona.

Creemos en los ‘superinversores’

Existe un pequeño grupo de inversores que sí son capaces de batir al mercado de manera consistente.

Por eso una parte de nuestras carteras se invierte en los mejores fondos value para conseguir un extra de rentabilidad.

 

Inversión a largo plazo

Si quieres grandes retornos no hay más camino que el largo plazo. En el largo plazo hay cosas que puedes controlar y otras que no (como por ejemplo intentar adivinar lo que van a hacer los mercados).

 

Cosas que puedes controlar para sacar más rentabilidad:

  • Largo plazo: si quieres grandes rentabilidades en el corto plazo tendrás que asumir grandes riesgos. A nosotros no nos gusta el riesgo, por eso nos gusta seguir una estrategia y mantenerla durante muuuuucho tiempo.
  • Diversificación: Compra el mundo entero y olvídate. Una cartera bien diversificada es tu mejor seguro.
  • Fiscalidad: pagar menos impuestos te deja más dinero disponible para crecer.
  • Gastos y comisiones: los gastos trabajan a interés compuesto en tu contra y a lo largo de una vida de inversión pueden suponer la diferencia entre hacerlo bien o tener retornos mediocres. En nuestras carteras hay fondos hasta 17 veces más baratos que la media.